Automoción Jovimar Taller en Torrevieja

El taller Bosch para tu vehículo

volver

Ahorrar en revisiones sale caro

Los coches que no realizan revisiones periódicas tienen un 12,8% más de averías. Esto supone un 16,5% más de gasto en la reparación de arreglos que se podían haber evitado. Lo dice un reciente estudio sobre los hábitos de mantenimiento de los automovilistas españoles . “Ahorrar en el mantenimiento del coche, sale caro”.

El mantenimiento periódico del coche tiene efectos beneficiosos sobre el bolsillo de los automovilistas. Revisar el vehículo de forma preventiva es la mejor forma de ahorrar: se evita el riesgo de tener averías serias y costosas. Esta es la principal conclusión del reciente estudio sobre los hábitos de los españoles a la hora de mantener sus vehículos realizado por Gipa, consultora especializada en el sector del automóvil. El trabajo concluye que “los coches que no hacen revisiones periódicas tienen un 12,8% más de averías que los que sí las llevan a cabo. Esto supone ni más ni menos que un 16,5% más de gasto en la reparación de desperfectos posteriores”.El año pasado al menos el 10,8% de los vehículos sufrieron una avería. Claro que como cabía pensar son los coches más entrados en años los que se rompen más frecuentemente. De hecho, mientras que apenas un 6,1% de los vehículos de entre 3 y 4 años tuvo averías, el porcentaje de los que dieron problemas sube hasta el 13,2% para los de más de 6 años. Uno de los puntos fuertes de esta investigación sobre los hábitos de mantenimiento del coche ha sido la encuesta realizada a 3.000 conductores. En ella se han analizado desde los más sencillos, como ir con unos limpiaparabrisas en buen estado, hasta otros que resultan decisivos desde el punto de vista de la seguridad vial, como son los frenos. Las conclusiones mueven a la reflexión. ¿Estamos siendo como conductores todo lo responsables que debiéramos? El 41,2% de los entrevistados reconoce que no ha revisado sus frenos en el último año. Entre estos conductores, los que menos velan por el estado de este sistema tan importante son los que poseen un automóvil de menos de dos años, ya que un 60% de ellos admite no haber revisado los frenos, seguramente confiados en la juventud de su coche. Pero aún más preocupante es que el segundo segmento que menos revisa los frenos es de los automovilistas con un vehículo de más de 10 años, ya que un 43% no ha vigilado en los últimos doce meses que este componente estuviese en perfectas condiciones. Por edades, las personas que menos comprueban el estado de los frenos, con un 54%, son los mayores de 65 años, otro dato que puede resultar inquietante ya que, a partir de esa edad la capacidad de reacción ante un imprevisto puede reducirse. No hay diferencias significativas por tipo de motorización, gasolina o diesel, ni por sexos, aunque se revisan más los frenos de coches a gasoil y las mujeres se confiesan más descuidadas que los hombres. Resulta reconfortante, al menos, saber que los conductores que más kilómetros hacen son conscientes del deterioro de los frenos por desgaste y se preocupan más de su inspección: el 34% de los conductores con un kilometraje anual de 30.000 kilómetros o más, declara haber cambiado los frenos de su coche en los último doce meses; otro 32% de este tipo de automovilista asegura haberlos revisado. Entre los componentes del coche que se analizan en el informe están los neumáticos.

Primero se preguntó a los conductores si en los dos últimos meses se habían preocupado por ir con la adecuada presión en las ruedas. Y casi un tercio de ellos dijeron que no. Aunque es cierto que aquellos que realizan más kilómetros están más pendientes. Mientras que el 52% de los que hacen menos de 5.000 kilómetros al año reconocieron no haber mirado la presión de sus neumáticos, el 34% de los que hacen más de 30.000 kilómetros sí que la comprobaron. Por edades, los más jóvenes, de menos de 24 años, son claramente los que menos se preocupan por la presión de las ruedas. Los que más, los mayores de 65 años. Además de la presión también se les preguntó por el estado de los neumáticos. En este caso, la tasa de los que no han revisado sus ruedas en los últimos doce meses asciende a un 34,6% y llama la atención que, por zonas geográficas, los conductores que menos revisan sus neumáticos, hasta un 70% de los encuestados, son los procedentes de Galicia y Asturias, donde las características metereológicas podrían hacernos pensar que el cuidado de las ruedas es aún más necesario. Donde más se revisan es en Andalucía y Madrid. Si nos centramos en las escobillas limpiaparabrisas, un elemento fundamental para garantizar la visibilidad en condiciones meteorológicas o de iluminación adversas, los datos son igualmente preocupantes. Casi la mitad de los conductores encuestados, el 48%, reconoce no haber revisado el estado de las escobillas en el último año. Resulta curioso, además, que los que menos caso hacen son los propietarios de vehículos de menos de dos años (un 61% de ellos) y los de más de diez años (un 51%). Los que más cuidan de este componente son los que conducen vehículos de entre 5 y 10 años (el 58%). “¿Revisa habitalmente el nivel de aceite?”. Fue otra de las preguntas de la encuesta. Un 38,5% de los conductores aseguran ser proactivos en la revisión del nivel de aceite, de la famosa “varilla”, el resto, o lo revisa por necesidad o solo cuando se acuerda. Bien es cierto, no obstante, que, según el estudio, los hábitos del conductor están cambiendo porque en los coches nuevos existe un indicativo de nivel bajo de aceite en el panel del coche y el automovilista tiende cada vez más a fiarse de él. Otro dato que aporta el estudio en relación con la revisión del nivel de aceite es que la costumbre está más extendida entre los hombres, “principalmente porque recorren mayor número de kilómetros”.

El 80,8% de los conductores declara no conocer el nivel de emisión de gases de su coche. Con todo, los automovilistas que han comprado vehículo recientemente (en los últimos 4 años) tienen más información sobre cuánto contamina su vehículo. En este caso, son los hombres los que más conocimiento tienen del poder contaminante de su coche, si bien es cierto que con porcentajes aún muy pequeños (un 9% de ellos frente a un 4% de ellas). Curiosamente, los dueños de los coches más contaminantes, los 4x4 son los más informados sobre el nivel de emisiones (un 12%).

Fuente: nubecar.com

Solicitar información