Automoción Jovimar Taller en Torrevieja

El taller Bosch para tu vehículo

volver

Conducir después de los 65 años

Conducir es como montar en bicicleta. No se olvida nunca. O casi nunca. Según los expertos, los mayores al volante atesoran una enorme experiencia. Y eso es positivoEn general, las personas mayores de 65 años, conocen sus limitaciones y arriesgan menos. Pero el paso de los años merma el oído, la vista o la motricidad. Y eso es negativo. Aunque esas limitaciones no son insalvables. De hecho, el Centro De Estudios Demográficos (CED) acaba de hacer público un estudio en el que valora el uso del automóvil por parte de los mayores de 65 años como un hábito saludable. Para ellos y para los demás conductores.

Son conductores más responsables que la media, tienen menos accidentes y su disfrute del volante contribuye a su bienestar.Cada vez más llegan a las Jefaturas de Tráfico solicitudes de familiares preocupados pidiendo que se retire el permiso de conducir a gente muy mayor. Sin embargo, “si consideramos a los mayores como conductores implicados en accidentes, su participación es poco alarmante comparada con el resto de grupos de edad”. La normativa establece revisiones obligatorias para los mayores cada cinco años desde los 49 a los 69 y cada dos a partir de los 70. En estos momentos, el número de conductores de más de 65 años en nuestro país es de 2,9 millones. En 2030 esa cifra alcanzará los 6,1 millones. Según el Centro de Estudios Demográficos (CED) se trata de una realidad que requiere de una gestión específica por parte de las autoridades. A su juicio: “el umbral de los 65 años, no significa un cambio inmediato en los estilos de vida en general, ni en la movilidad cotidiana en particular. El aumento progresivo de la esperanza de vida y la creciente oferta específica de ocio y cultura, junto a la cobertura de las necesidades básicas, obliga, entre otras cuestiones, a ofrecer infraestructuras y medios diversificados de transporte bien adaptados, accesibles y eficaces para los mayores; unos transportes preparados para una larga tercera edad”.

Para la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), “la tentación de imponer prohibiciones exclusivamente en razón de la edad sería tremendamente negativa para la gran mayoría de personas sanas y en correctas condiciones de poder conducir”. Según los expertos de esta entidad, “el vehículo es un elemento esencial para la independencia de la persona y de la persona mayor también. Es la prueba de que son independientes”. Y continúan: “Los mayores no tienen conductas de riesgo ni agresivas. Son más prudentes. No corren, no adelantan temerariamente, no beben, no se drogan, se ponen el cinturón “ En estos momentos, el número de conductores de más de 65 años en nuestro país es de 2,9 millones. En 2030 esa cifra alcanzará los 6,1 millones. de seguridad y no comenten conscientemente infracciones”. “Por otra parte, cuando se empiezan a notar limitaciones físicas, automáticamente las personas mayores reaccionan con estrategias defensivas, no salen de noche o cuando hace mal tiempo. Utilizan el vehículo para recorridos conocidos, si hacen recorridos desconocidos o largos, se estudia el itinerario, se escogen carreteras asfaltadas, alumbradas y señalizadas”. Entre 2001 y 2011, el número de mayores de 65 años con permiso de conducir ha crecido en más de un millón de personas. En la actualidad, 8 de cada 10 de esos mayores se desplazan en vehículo propio como mínimo una vez a la semana. Sin embargo, el 68% de ellos tiene alguna dificultad para acceder al coche y el 82% para subir o bajar de él. En materia de conducción, el CED pide a las Administraciones, entre otras demandas, una señalización más sencilla en carretera, que facilite la reacción con rapidez acorde a las facultades físicas. A los fabricantes de coches, les reclama el diseño de vehículos que tengan en cuenta algunas necesidades propias de los mayores. Por un lado, “incorporar tecnologías eSafety que palien las consecuencias de posibles errores humanos”, teniendo en cuenta las dificultades experimentadas por personas de edad avanzada. Por otro, “el diseño de vehículos accesibles y sencillos de usar para que los mayores estén dispuestos a comprarlos”.

Con más de 65 años, disfrute del coche, pero

  • Procure circular, en la medida de lo posible, en horas diurnas.
  • Evite conducir en condiciones meteorológicas adversas.
  • Evite conducir en horas punta.
  • Recuerde que la ingestión de ciertos fármacos puede afectar a la seguridad de los que conducen. Si tiene dudas, consulte a su médico.
  • Adapte siempre la velodicad de circulación a las condiciones externas del momento y a sus condiciones físicas.
  • Si realiza un viaje largo, es aconsejable descansar cada 2 horas. Pare antes si percibe síntomas de cansando como picor de ojos, parpadeo constante, dolor muscular o falta de concentración

--

Fuente: nubecar.com

Solicitar información