Automoción Jovimar Taller en Torrevieja

El taller Bosch para tu vehículo

volver

El cinturón salva vidas

Uno de cada cuatro fallecidos por accidentes de tráfico no usaba cinturón de seguridad. Todavía hay automovilistas que no se lo ponen. Ni utilizan adecuados sistemas de retención para sus niños. Este es, sin duda, uno de los más destacados titulares que arrojan las estadísticas de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Pese a conocerse la importancia del uso del cinturón de seguridad como un elemento básico y fundamental de la seguridad vial, cuya utilización reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente, según la DGT el 23% de los fallecidos usuarios de turismo en carretera no hacía uso de dicho dispositivo, porcentaje que se eleva al 35% en el caso de fallecidos en turismo en zona urbana. No llevar puesto el cinturón de seguridad o no proteger a los menores cuando circulan en un vehículo con los sistemas de retención adecuados a su peso, estatura y edad es uno de los principales factores de riesgo en la carretera junto con la velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol. Como ejemplo, en los primeros ocho meses del 2011, de los 576 fallecidos en turismo en accidentes de carretera, 126 (21,9%) no hacían uso de este dispositivo de seguridad. Porcentaje que se eleva hasta el 34,5 en el caso de los accidentes de furgoneta. De los 58 muertos en este tipo de vehículo, 20 no lo usaban. Entre los fallecidos hay 39 niños, menores de 12 años, de los que 14 no llevaban ningún tipo de accesorio de seguridad.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han incrementado los controles, comprobando que tanto el conductor como los pasajeros llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad y que los menores viajan con los sistemas de retención adecuados a su talla, peso y edad. Se ha invitado, además, a los Ayuntamientos de más de 25.000 habitantes que disponen de policía local propia para que vigilen en las vías urbanas. A los controles del uso de dicho dispositivo se suma la difusión de cuñas divulgativas de radio en las que se recuerda el uso del cinturón de seguridad, tanto si se es conductor, como pasajero, incluso si se viaja en taxi. “Ninguna excusa justifica arriesgar una vida. Usa el cinturón”.

A pesar de la obligación legal de llevar el cinturón de seguridad en todos los países de la Unión Europea, la media del uso de dicho dispositivo de retención es de un 88% en los asientos delanteros y de un 72% en los traseros, porcentajes muy similares a los que se registran en España. Estudios basados en observaciones de campo entre usuarios de turismo y furgoneta sobre uso del cinturón de seguridad en nuestro país concluyen que el uso de dicho dispositivo es mayor entre los conductores y pasajeros de los asientos delanteros que entre los pasajeros de los asientos traseros (tanto en carretera como zona urbana), porcentajes que han ido incrementándose desde 2006, año en el que comienzan a realizarse dichos estudios. Asimismo, la utilización del cinturón está más generalizada en carretera que en zona urbana.

El uso correcto del cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto y en todos los asientos. Entre las razones que justifican su uso destacan: - Reduce el riesgo de contacto con el interior del vehículo y disminuye la gravedad de las heridas en caso de accidente.

  • Distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo.
  • Impide que el ocupante salga expulsado del vehículo en caso de impacto.
  • Impide que se lesione a otros ocupantes. No utilizar el cinturón de seguridad en los asientos traseros supone un gran riesgo, ya que en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros puede ser hasta 8 veces mayor.
  • También es útil en caso de incendio o inmersión ya que evita golpearse con cualquier elemento del interior del vehículo que podría dejar inconscientes a los ocupantes.

Los sistemas de retención infantil (SRI) ayudan a proteger a los más pequeños cuando circulan dentro de un vehículo. Según datos de la Asociación Española de Pediatría, las lesiones por accidente de tráfico siguen siendo la primera causa de muerte en los niños mayores de 4 años, de ahí, que un sistema de retención adecuado y correctamente utilizado ofrezca un nivel de protección alto. Un menor sin ningún tipo de sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Además, nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo. Debido a la importancia del tema, uno de los objetivos definidos en la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020, aprobada por el Gobierno el pasado mes de febrero es lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada a su peso, talla y edad, lo que será objeto de la campaña. Como complemento a la vigilancia que realizarán en carretera los agentes de Tráfico de la Guardia Civil, la DGT ha elaborado una cuña informativa, en la que se apela a la responsabilidad de los padres para que lleven a los niños en las sillas adecuadas, debidamente colocadas y correctamente abrochados. “No valen escusas, como que es un trayecto corto, que está aquí al lado o que voy a ir despacio, porque en un segundo puedes hacer que cambie la vida de tu hijo y nada vuelve a ser igual”.

Fuente: nubecar.com

Solicitar información